Blogia
La vuelta al mundo

Cine

Película Rapa Nui

"Rapa Nui"   La película hollywoodiense.

La película (Warner Bros., 1994), fue coproducida por Kevin Costner y Barrie Osborne; dirigida por Kevin Reynolds y los actores principales fueron Sandrine Holt, Jason Scott Lee y Esai Morales.

Rodada en Rapa Nui, con varios centenares de extras tomados de la población local, supuso una inyección económica (y de consumismo) para la isla, esa película ha resultado con el tiempo también una atracción turística; muestra su naturaleza y relata la construcción de algún moai, con el argumento (siglo XVII) de una historia de amor entremezclado con la disputa entre los orejas largas y los orejas cortas : el protagonista es oreja larga que se enamora de una oreja corta. La película, de muy bella fotografía que hace más llevaderos sus 107 minutos de duración, como era de esperar por su origen yanqui, tiene muy claramente distinguibles los buenos (siempre muy guapos) y los malos (feos, simétricamente). El final de la película es el de la presunta rebelión de los orejas cortas (hartos de construir mohais) que finalmente exterminaron a los orejas largas, sus amos.

No tenemos excesivas evidencias históricas ni de la separación tribal (o funcional) entre orejas largas y orejas cortas, ni de batalla alguna entre opresores y oprimidos, aunque Thor Heyerdahl cita en Aku-Aku que el lugar acostumbradamente dicho como el de la batalla, el istmo ante la península de Poike, tiene huellas de incendio.

El caso es que la película no sienta historia. No debe darse como histórico, por cierto, el argumento de esa película hollywoodiense. No hay evidencia de dominio de los orejas largas sobre los orejas cortas, ni coexistieron la construcción de los moais con el culto del hombre pájaro, posterior y convertido en una competición deportiva. En el otro extremo, lo positivo, puede ser aceptables tanto las imágenes de vivienda y de vestuario, como atribuir la desaparición de árboles en la isla a su utilidad para el traslado de los moais, pero podría no ser ésa la única causa de la catástrofe ecológica, pues quizá fueron abatidos para utilizar sin medida la madera en la construcción de viviendas, de barcos, de armas o incluso como represalia de alguna tribu contra otra.

Queda comentar los resultados del contacto durante meses, de la población local con la gente del cine, a la que se atribuyen tópicamente unos cuantos vicios extremos. Y exceptuando algún matrimonio que no es cosa de evaluar, la opinión más justa es que las ventajas económicas no compensaron algún daño arqueológico menor ni la entrada de algún vicio antes desconocido. Drogas, alcohol y Coca-Colas nada compensan.

Pero claro, no siempre se puede elegir.

Noviembre 2001

FUENTE:

http://www.iorana.net/artics08.htm

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres