Blogia
La vuelta al mundo

Rano Raraku

Rano Raraku es un cráter apagado que proveía de grandes bloques de piedra volcánica, que los maestros escultores utilizaban para las imágenes de los antepasados. Era allí donde trabajaban algunas de las etapas de confección de los moai.

Se excavaban los bordes hasta dejar el bloque equilibrado por una delgada quilla a lo largo de la espalda, que luego se iba perforando. Al desprenderse, cientos de hombres premunidos de fuertes cuerdas de fibras vegetales comenzaban el peligroso deslizamiento por la abrupta pendiente, hasta dejar caer la imagen a un hoyo preparado en la falda del volcán, donde podían hacerse las terminaciones de la espalda.

Alrededor de 800 Moai fueron fabricados en el Rano Raraku a lo largo del tiempo. Muchos quedaron para siempre en sus nichos.

Aún hoy se puede observar casi 400 estatuas en sus diversas etapas de tallado desde algunos que no alcanzaron a ser desprendidos de la roca hasta aquellos que ya habían sido desplazados a través del "Camino de los moai" (Ko Te Ara O Te Moai).

Respecto a los moai con alguna particularidad, se encuentra el “Tuku Turi ”, el que fue encontrado por Thor Heyerdahl (Uno de los tantos investigadores que han tratado de demostrar la procedencia de la Cultura Polinésica) en una expedición que realizó en 1955. Se dice que su data es del siglo VI.

“En el libro “Aku Aku” aparece que fue una verdadera sorpresa para los Rapa Nui encontrar este moai, porque nunca habían escuchado de ella, ni tampoco había alguna leyenda acerca de ese moai”, comenta la guía turística.

Existe otro moai que tiene dibujado en su vientre un barco con tres mástiles, pero lo que lo hace aún más curioso es que el ancla del barco es una tortuga, lo que se descifra como que probablemente la persona que vio este barco habría tallado la tortuga como una forma de dejar el registro de un viaje. Este moai también fue descubierto por Thor Heyerdahl.

Hay un moai que tiene un tatuaje en el cuello y en el hombro, en este último tiene un “Make Make” (Dios). cabe mencionar que no muchos moai eran tatuados, lo que lo hace bastante peculiar. El más famoso es el que se encuentra en el Museo Británico, que fue sacado de una casa de la Aldea Ceremonial de Orongo.

Otra moai que llama la atención es uno doble, el que en la parte del cuerpo parece embarazado y después le salen los brazos. Se supone que este moai fue reciclado, ya que al bajar de la cantera hacia su foso, este se quiebra y con su cabeza hacen un moai nuevo.

Para probar que los moai estaban realmente enterrados, el investigador Thor Heyerdahl excava aproximadamente 9 metros hasta llegar a la base del moai llamado “Piro Piro”, que en su totalidad tiene un largo de 12 metros.
Esta estatua se encuentra en forma vertical, listo para su transporte a algún sector de la isla.

“Con las guerras tribales, se abandona el trabajo en la cantera, por lo que la madre naturaleza queda encargada de estos gigantes. Con el tiempo ella los va protegiendo y cubriendo su cuerpo con tierra para su mantención”, y hasta el día de hoy este lugar llamado por algunos “La fábrica de los moai”, nos hace interesarnos en saber y aprender más sobre los enigmas de esta tierra.

“La tribu de los “Tupa Hotu” desde mi punto de vista era una de las más poderosas (si bien pertenecía a la tribu de menor importancia política) era la más fuerte porque eran los dueños del sector de “Rano Raraku”, que era donde se fabricaban los moai”, afirma la guía de turismo Carolina Reusch.

Además de esto, también se encontraban cerca del área del “Poike”, donde tenían el recurso madera gracias a las palmeras que allí existieron. De estas no existe ningún ejemplar en el lugar, pero se descubrió que habrían sido muy parecidas a la palma chilena.

El primer nombre de Rano Raraku fue “Maunga Eo” (Cerro perfumado), el nombre se debe a que habría existido una planta que era muy aromática, la que hacía sentir un olor particular en el sector.

 

 

El volcán tiene cerca de 300 mil años, y es asociado a la actividad volcánica del “Maunga Terevaka” y el “Pua Katiki” (Ambos volcanes de Rapa Nui).

 

 


El tipo de piedra que se encuentra en el lugar es única en la isla, la que es llamada “Toba Lapilli”, la principal característica de ésta es su poca dureza, lo que habría beneficiado a los artesanos permitiéndoles mayor facilidad al momento de tallar los moai.

Las herramientas con las que eran tallados los gigantes, se denominan “Toki” el que era confeccionado a partir de basaltos.

La laguna del Rano Raraku esta ubicada al interior del volcán tiene una profundidad aproximada de 5 a 7 metros. Podemos observar una panorámica del Lago de Rano Raraku en esta dirección: http://www.museorapanui.cl/sp/isla/pan_lag_raraku.htm

Y en esta dirección http://www.pbs.org/wgbh/nova/easter/explore/ranoraraku.html encontramos varias panorámicas y fotografías, interesantísima de visitar.

Y para quien sepa francés en esta página: http://olivier.funix.org/tourisme/rapanui/ranoraraku.htm también nos cuentan más historias sobre la evolución de los moais y de Rano Raraku

Fuentes:

http://www.monumentos.cl/ranora.htm

http://www.chile.com/tpl/articulo/detalle/ver.tpl?cod_articulo=73829

 

Imágenes:

http://www.chile.com/tpl/Galeria/show.bsh?load=2&id=130072

http://www.vivalatinatours.com/paginas/fotoisla58.html

http://tackers1.tripod.com/easterisland/id3.html

http://www.ottophoto.com/rapa_nui/rano_raraku/album1.html

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres